Nuestra Señora de los Ángeles

 

Los datos existentes, indican que en 1639, se le construyó la primera ermita a La Negrita, hallada por Juana Pereira, para rendirle culto y veneración. Entre 1674 y 1675 esta ermita fue sustituida por una Iglesia, que lamentablemente fue destruida por un terremoto en 1822.

Los costarricenses no desmayaron en su afán de tener un lugar digno a la Virgen de los Ángeles y por ello en 1824 se empieza a construir el nuevo templo, el cual fue terminado en 1833. El Santuario nuevamente fue sacudido y destruido por el fuerte terremoto de Santa Mónica el 4 de mayo de 1910.

El 7 de setiembre de 1912, el Presidente de la República Ricardo Jiménez Oreamuno, junto con el Obispo de San José, Monseñor Juan Gaspar Store, colocaron la primera piedra para la construcción del nuevo templo. La Junta Edificadora para tal fin, escoge el proyecto presentado por el Ingeniero Luis Llach, especialmente por considerarlo de alta protección contra terremotos. La dirección de la obra va a estar a cargo del señor Ramón Picado. El Santuario Nacional consta de frontispicio o fachada, la cual fue dirigida y construida en 1927 por el Ingeniero José Fabio Garnier, además de la planta baja y alta.

Engalana este Santuario, una fina colección de 33 vitrales, traídos de Alemania en 1924, con motivos marianos y alusivos a la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, así como algunos pasajes bíblicos. La construcción del templo concluyó en el año 1930, siendo Presidente de la República Cleto González Víquez. La Basílica tiene dos cúpulas grandes y cuatro pequeñas, así como dos torres con sus respectivos campanarios, en los cuales cabe destacar que en la torre derecha, se encuentra el juego de finas campanas, traídas de Francia, las cuales fueron inauguradas y bendecidas el 2 de agosto de 1935.

En 1977, al Santuario se le hace un revestimiento a las paredes exteriores con el fin de darle un mayor reforzamiento a la estructura. El 23 de abril de 1994, en solemne Eucaristía, es Consagrada la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, presidida por Monseñor Román Arrieta Villalobos, Arzobispo de San José y siendo Rector y Párroco del Santuario, José Francisco Ulloa Rojas.

Tomado de: Nuestra Señora de los Ángeles, Patrona y Reina de Costa Rica. Oreamuno Toledo, Carlos Alberto.

Periódico Cartago al Día, segunda edición de julio, 2004. Suplemento Especial, página 17.

 

basilica